Ir a la playa en otoño. ¿Es posible?

La llegada de septiembre significa también el final del verano y el comienzo de una nueva estación. El período estival es el favorito para los amantes de los destinos costeros, pero nosotros te vamos a recomendar la opción de continuar con alguna que otra escapada a la playa en otoño.

Viajar en esta época del año e ir a la playa, sobre todo, te parecerá una locura a priori. Lo que no sabías era que conlleva una serie de beneficios con los que no contabas . Ya verás como te servirán para disfrutar de esta oportunidad que te presentamos.

Ventajas de viajar a una zona de playa en otoño

  • Aunque bajen las temperaturas, desde septiembre hasta principios de noviembre seguimos teniendo días para tomar un refrescante baño pero sin pasar excesivo calor cuando estés en la orilla.
  • Las playas están más vacías, y eso significa tres cosas: contemplarlas en todo su esplendor, sentir al máximo la tranquilidad y el espacio para pasear y no tener que madrugar para coger un buen sitio.
  • Ahorro económico, pues los precios de los vuelos y las habitaciones bajan considerablemente en los destinos costeros.
  • Viajar sin prisas ni grandes aglomeraciones. Una experiencia más profunda que hoy en día es tendencia bajo el nombre de slow travel.

A estas ventajas debes sumarle un factor que se ha unido desde hace poco: el teletrabajo. Desempeñar tus obligaciones laborales desde cualquier lugar es un punto a favor para que no tengas límites a la hora de viajar más allá de tus vacaciones. No hay nada como ir a desconectar junto al mar después de la jornada de trabajo.

Aun así, si tu trabajo es presencial, sigues teniendo la opción de la escapada durante el fin de semana para visitar la playa con la tranquilidad que le otorga el otoño.

Algunas recomendaciones costeras

Una vez que ya conoces los beneficios, seguimos con los consejos para indicarte varios destinos imprescindibles para viaje otoñal a la playa:

  •  Algarve

Esta región del sur de Portugal destaca por su luz, el encanto de las calles estrechas de sus ciudades y pueblos y sus espectaculares playas. Nada falla en la costa algarvía, que abarca desde la desembocadura del Guadiana hasta el Cabo de San Vicente (no te pierdas los atardeceres desde allí).

Hablar a fondo del Algarve nos llevaría uno (o dos) artículos más, pero podemos adelantarte algunos destinos como la ciudad de Faro, Lagos y sus playas cercanas, la histórica ciudad de Sagres o las rutas en kayak por los acantilados y grutas al pie del propio Atlántico.

  • Cádiz

La costa gaditana es un buen reclamo en cualquier época del año. La variedad de playas y colores del mar encuentran un nexo que las hace destacar a todas: los mágicos atardeceres para ver al sol escondiéndose en la inmensidad del Atlántico.

En el siguiente artículo te dejamos algunas claves para visitar la costa de Cádiz.

  • Málaga

Seguimos en Andalucía pero nos vamos al Mediterráneo. La Costa del Sol es un destino muy atractivo que nunca fallará. Si quieres conocerla más a fondo, te invitamos a ampliar la información sobre los rincones secretos de Málaga. Como plus añadido, cabe destacar que tenemos la sierra muy cerca sin salir de la provincia.

Con estas posibilidades, ir a la playa en otoño ya no parece tan utópico. ¿Verdad? Ahora solo falta elegir tu destino. ¡Cuéntanos con cuál te quedas!

Recommended Posts
destinos-slow-travel
× ¿Podemos ayudarte? Escríbenos por aquí