Cómo hacer una maleta de viaje, consejos esenciales

En este artículo de nuestro blog queremos ayudarte con unas sencillas recomendaciones que te servirán para conocer cómo hacer una maleta de viaje de la manera más adecuada y disfrutar al máximo de esa escapada que siempre habías soñado. Es normal que te surjan dudas a la hora de viajar sobre qué deberías llevar o no, cómo organizar tu maleta de forma óptima y qué cosas no pueden faltarte en ninguno de tus viajes. Así que sigue pegad@ a la pantalla de tu ordenador o smartophone y, ¡guarda este contenido bajo llave!

1. Duración del viaje

Según lo que dure tu viaje, deberás añadir más o menos elementos a tu maleta. Por eso, es fundamental que delimites bien los días que vas a pasar fuera y que optes por un tamaño de maleta acorde a tus necesidades. Evitarás espacio de más o, por el contrario, que no tengas el suficiente y… ¡Te aseguramos que no querrás verte en esa situación!

2. Evita cosas que no vas a usar
Sí, sabemos que los “por si acaso” pueden salvarte la vida. Pero la realidad es que cuando si te estás planteando cómo hacer una maleta de viaje, esto es algo que tienes que obviar porque ocuparán un espacio innecesario en tu equipaje y podrían generar problemas de peso extra en tu maleta. Así que plantea en una lista lo que realmente vas a usar y di adiós a todo aquello que seguramente no vas a usar en tu escapada.

3. ¿Avión? Importante saberlo

Es fundamental saber si vas a viajar o no en avión, porque será decisivo a la hora de plantearte cómo hacer la maleta. Por ejemplo, si llevas equipaje de mano ya sabes que existen una serie de limitaciones (principalmente de peso) y esto hará que tengas que reducir el número de cosas que podrás incluir en tu maleta.

4. Compartir es vivir

¿Viajas sol@ o acompañad@? Si tienes compañeros de viaje, una buena idea es compartir los elementos de higiene como por ejemplo el champú, gel de ducha o la pasta de dientes. Esto servirá para no llenar la maleta con demasiadas cosas y por lo tanto, tendrás más espacio disponible para otras cosas que te gustaría llevar.

5. Lleva puesto los elementos que más ocupen

Una buena práctica que puedes poner en marcha si tienes dudas sobre cómo hacer una maleta de viaje, es llevar puestas aquellas prendas que más ocupen como, por ejemplo, un abrigo o jersey de lana. Lo mismo pasa con los zapatos, ponte los que más te ocupen y, ¡listo! Ganarás algo de espacio en tu maleta.

6. Diferentes formas de practicar el packing

Hay numerosas opciones para hacer una maleta de viaje. Nosotros te proponemos tres que pueden gustarte. ¡Toma nota!

– Enrolla tus prendas como si de rollitos se tratasen. De esta forma, verás de una pasada todo lo que llevas y será más fácil de escoger. Además, puedes colocar los zapatos a modo de juego de Tetris. Es decir, aprovechando los huecos que van quedando entre unos y otros.

– La segunda opción es meter la ropa lo más extendida posible, sin doblar demasiado, sólo si se saliera de la maleta. Alísala completamente y así evitarás que se arrugue y ocupará muy poco.

– Por último, dobla las prendas de manera correcta como por ejemplo marcando un eje vertical en el centro y sobre él, realiza una doblez en ambos lados dividiendo la prenda en tres tercios. Lo que queremos conseguir finalmente es una forma de rectángulo de partes iguales, que ocupe poco espacio.

7. Bolso grande, maleta pequeña

Si no quieres llevar una maleta grande, una opción es que lleves un bolso de mano de gran capacidad y una maleta pequeña. Este bolso puede contener tu ordenador, la ropa de menor tamaño, medicinas, documentación… ¡Tú decides!

8. Cierre hermético

Si, has oído bien. Aunque esta vez no nos referimos al envasado al vacío como ocurre con los alimentos. En el mercado, existen bolsas de múltiples tamaños de cierre hermético en las cuáles puedes doblar y meter tu ropa. Gracias a su sistema de absorción del aire, reducirá muchísimo el espacio ocupado, quedando más comprimido y ganando algunos lugares extras para añadir más cosas. Curioso, ¿verdad?

9. Tipo de maleta

Existen dos tipos de maletas que son los más habituales: de plástico rígidas y de tela dura. Los dos casos pueden suponer una buena opción y tienen sus ventajas, aunque la elección es muy personal. En el caso de las maletas rígidas podrás ganar en tranquilidad porque suelen ser más seguras y resistentes contra todo tipo de golpes. Las de tela dura por su parte, son más ergonómicas por si acaso te pasas en el volumen de equipaje y se amoldan mucho mejor a la hora de ser transportadas.

10. Extensor extra

¡Extra, extra! El extensor de maleta es uno de los grandes inventos del siglo. Gracias a este añadido, descubrirás un nuevo método sobre cómo hacer una maleta de viaje, porque conseguirás ganar un espacio adicional tan solo abriendo una cremallera extra que se ubicará en la mitad de tu maleta. Tendrás unos centímetros de más y tal vez te sirva de gran ayuda.

Esperemos que estos consejos sobre cómo hacer una maleta de viaje te sirvan de gran ayuda y verás como todo sale fenomenal. No olvides hacer una lista con las cosas que tienes pensadas, lugares que te gustaría conocer, comida típica que no puedes perderte y…¡Que el espacio en tu maleta no arruine tu viaje!

Recent Posts
viajar por España
× ¿Podemos ayudarte? Escríbenos por aquí